El día Internacional de la Epilepsia

FEBRERO 11, 2018



Cada año, el segundo lunes de febrero se celebra el día Internacional de la Epilepsia, establecido por la liga Internacional Contra la Epilepsia y el Buró Internacional por la Epilepsia, con el afán de visibilizar esta enfermedad y establecer con la sociedad una vía de comunicación e información tendiente a crear conciencia. Es muy importante dar a conocer qué es la epilepsia y cómo se trata, debido a que es la enfermedad neurológica crónica que más afecta a personas de todas las edades. En todo el mundo alrededor de 50 millones de personas padecen epilepsia.

La epilepsia no es exclusiva de los humanos, muchas especies animales también tienden a padecerla. Se considera que la historia de la epilepsia es tan antigua como la humanidad misma. Y no es de sorprender que en uno de los primeros registros escritos se encuentra en la cultura Asiria-Babilónica dentro del libro Sakikku, o libro de todas las enfermedades donde se describen sus características. A lo largo de la historia a la epilepsia se le conozca como «la enfermedad de los 1000 nombres». Múltiples personajes destacados como Alejandro Magno, Julio César, Dostoievski, entre otros, padecieron esta enfermedad. Shakespeare la designó como «la enfermedad de las caídas». Hipócrates la consideró como una enfermedad sagrada y Galeno la ubicó por primera vez como una enfermedad del cerebro. En Alemania, hasta existe el museo de la epilepsia en la ciudad de Kork.

La epilepsia es una enfermedad en la que una gran cantidad de neuronas producen descargas eléctricas simultáneamente y sin control. Puede ocasionarse en una zona localizada del cerebro, o en regiones muy amplias de él. Este aumento en las descargas eléctricas puede provocar que los pacientes sufren de crisis convulsivas espontáneas y recurrentes. Existe una gran variedad de manifestaciones de la epilepsia, así como también una gran cantidad de causas que puedan provocarlas. Esto hace que la epilepsia sea una de las alteraciones neurológicas más complejas. Detectarla a tiempo es una prioridad, y para detectarla se recurre a uno de los métodos de apoyo diagnóstico más utilizados, la electroencefalografía (EEG) que posibilita el registro de las variaciones de la actividad eléctrica de la corteza cerebral.

El 70% de los pacientes con epilepsia responden favorablemente a los tratamientos. Sin embargo, alrededor de tres cuartas partes de los pacientes no reciben tratamiento debido a problemas socio económicos. Esto la convierte en un reto de la mayor importancia para la salud pública. Hoy día, los científicos aún tratan de entender los distintos mecanismos biológicos que generan la enfermedad y buscan nuevas opciones de tratamiento. A nivel social, romper con su estigmatización y la discriminación, es una responsabilidad de todos. Por lo que hay que redoblar esfuerzos para contribuir a crear conciencia sobre qué es la enfermedad, cómo ayudar a quien la padece, y cómo mejorar su calidad de vida. El día Internacional de la Epilepsia ayuda a mostrar los alcances que la medicina tienen en su control, nos muestra su impacto a nivel social y en las políticas de salud que todo gobierno debe de atender. 


Puedes donar a este blog aquí


¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!


Deja un comentario